La nanociencia y la nanotecnología entran en las aulas con los NanoKits

Este jueves ha tenido lugar la primera entrega de NanoKits a la comunidad educativa a través del CESIRE y los Centros de Recursos Pedagógicos del Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya (España). A lo largo del curso escolar 2016-2017, más de 70 NanoKits se desplegarán por el territorio catalán y se compartirán con otras comunidades autónomas.

El NanoKit es un maletín con una serie de experiencias ideadas para los jóvenes sobre un área de conocimiento en auge, la nanociencia y la nanotecnología. Cada actividad está relacionada con distintos ámbitos curriculares para que su entrada en el aula sea una realidad, puesto que la nanociencia y la nanotecnología no constan formalmente en el currículum de los estudiantes.

El Proyecto NanoKits se engloba dentro de NanoEduca, un programa diseñado para introducir la nanociencia y la nanotecnología a los alumnos y profesores de secundaria y bachillerato. El programa quiere dar las herramientas para entender estas disciplinas, que son clave por el impacto que tienen en nuestras vidas, tanto en el presente como en el futuro inmediato. Además de los NanoKits, NanoEduca contempla acciones de formación para profesores en activo y un concurso anual dirigido a escolares que han reflexionado en el aula sobre las implicaciones de la nanotecnología.

Los impulsores de esta iniciativa son la Universidad de Barcelona (UB), el Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia (ICN2), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y el Centre de Recursos Pedagògics Específics de Suport a la Innovació i la Recerca Educativa (CESIRE) del Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya.

[Img #40720]

Acto de presentación de los NanoKits. (Foto: ICN2)

El NanoKit es una propuesta interdisciplinaria que engloba temática propia de la ciencia más teórica y la investigación básica (por ejemplo, con un experimento de las propiedades conductoras del grafeno), pero también tiene relación directa con las aplicaciones tecnológicas (el diseño de un sensor piezoeléctrico). El maletín viene acompañado de fichas educativas para poder desarrollar y contextualizar las actividades, con contenidos específicos para los alumnos y para los profesores. Además, incluye experiencias con microscopía, nanoencapsulación, nanomedicina e incluso un juego de rol, entre otras.

La ‘nano’ es un campo multidisciplinario. Esta visión de interconexión y complementariedad entre disciplinas, muy a la par con el concepto de educación STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, en inglés), es una de las ideas que transmite el NanoKit a los alumnos. Además, se trata de una disciplina en la que se fomenta especialmente el debate directo con la sociedad aplicando los principios de la Investigación e Innovación Responsables (RRI, en inglés). Cabe destacar también que el proyecto acerca las plataformas digitales a la educación, ya que prevé interactuar con las escuelas a través de contenidos y chats que estarán disponibles en la página web www.nanoeduca.cat.

La nueva edición de los NanoKits es una versión mejorada que se nutre de experiencias previas con más de 500 alumnos.  La producción de 100 NanoKits ha sido posible gracias a un proyecto financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Esta iniciativa también ha contado con el apoyo económico del Programa de Excelencia Severo Ochoa del ICN2, de la Fundació Catalana per a la Recerca i la Innovació (FCRi) y de la UB. El Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya, a través del CESIRE y los Centros de Recursos Pedagógicos, apoya el despliegue de los kits para maximizar su impacto sobre la alfabetización científica y la capacidad crítica de los alumnos. (Fuente: Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia)